UC
  • banner.jpg
  • Ciclo Anual Formacin Laboral 2.jpg
  • IMG_5530.jpg

Profesor Rodrigo Azócar: El ABC de cómo funcionan las “entidades verificadoras"

La Ley 20.123 ordena la relación entre las empresas principales y subcontratistas, de manera de entregarles a los trabajadores un estatuto normativo que los proteja. Bajo el alero de esta iniciativa, nacieron las 'Entidades Verificadoras'. Entre otras funciones, estas se encargan de auditar el pago de remuneraciones, velar por el cumplimiento de las obligaciones laborales y previsionales.

La subcontratación consiste en que una empresa contrata a otra para que esta realice ciertas obras o servicios por su cuenta y con sus trabajadores. Bajo este régimen, estos últimos tienen una relación de dependencia y subordinación sólo con su empleador directo. De acuerdo a lo dispuesto en el artículo 183-C del Código del Trabajo, complementado por el artículo 3° de la Ley N° 20.123:

'La empresa principal tiene derecho a ser informada por sus contratistas sobre el monto y estado de cumplimiento de las obligaciones laborales y previsionales que a éstos correspondan respecto de sus trabajadores, como asimismo de igual tipo de obligaciones que tengan los subcontratistas con sus trabajadores. El mismo derecho tendrán los contratistas respecto de sus subcontratistas'. Entre otros, esto permite a las empresas principales tener conocimiento del estado de las obligaciones de los contratistas con sus trabajadores.

'El trabajador tiene un contrato de trabajo con la empresa contratista, mientras que entre la empresa principal y el contratista existe una relación comercial. Por ejemplo, lo que ocurre en un supermercado. Este sería la empresa principal. En tanto, quien presta el servicio de seguridad sería el contratista y el guardia es el trabajador', explica Rodrigo Azócar, profesor del departamento del Derecho del Trabajo UC. Previo a la Ley 20.123 no existía una relación entre las empresas principales y los trabajadores de las contratistas. Esa es una realidad que cambió gracias a esta iniciativa. 'Esta ley entrega un grado de responsabilidad, la que tiene dos materias: las obligaciones laborales y previsionales, incluidas las indemnizaciones por término de contrato de trabajo.

Del mismo modo, el pago de remuneraciones, cotizaciones, indemnizaciones y finiquitos, es una obligación que es solidaria o subsidiaria, dependiendo si la empresa principal ejerce el derecho de informar retención y pago. Este derecho consiste en que se informe todos los meses o periódicamente que se estén pagando las remuneraciones y cotizaciones, además de todo lo que corresponde a los trabajadores', señala Azócar.

Por otro lado, las empresas contratistas y subcontratistas deben acreditar estar al día con sus obligaciones hacia sus trabajadores. Para ello deben solicitar un certificado que señale el monto y estado de cumplimiento de los compromisos laborales y previsionales. De este modo, la certificación de obligaciones laborales y previsionales puede hacerse en la respectiva Inspección del Trabajo o en entidades competentes de carácter privado. Esto último se refiere a las entidades verificadoras, quienes son los organismos autorizados por el organismo fiscalizador para realizar dicha tarea

Cómo ser verificador

Transformarse en entidad verificadora no es sencillo, pues para registrarse se debe acreditar su idoneidad técnica, profesional y procedimental ante el Instituto Nacional de Normalización (INN). Esto, de acuerdo a la norma NCH 2404.OF 97.

Una vez logrado este objetivo, la entidad verificadora obtendrá una acreditación que tendrá una vigencia de un año y que será aprobada por la Subsecretaría del Trabajo, quien la mantendrá en un listado oficial.

La Tercera

rodrigo azocar colombia