UC
  • banner.jpg
  • Ciclo Anual Formacin Laboral 2.jpg
  • IMG_5530.jpg

Trabajadores, dirigentes sociales y microempresarios finalizaron sus cursos en el Programa de Formación Jurídica

Con una ceremonia en el Aula Magna Manuel José Irarrázaval el Programa de Formación Jurídica para Trabajadores y Empleadores de la Facultad finalizó sus cursos del Programa de Formación en Aspectos Legales 2018 y la Escuela Sindical.

Durante enero se graduaron 34 trabajadores y 7 PYMES de los cursos del Programa de Formación en Aspectos Legales 2018 y 22 de la Escuela Sindical San Alberto Hurtado que se realiza en alianza con la FEUC, ambos pertenecientes al Programa de Formación Jurídica para Trabajadores y Empleadores Derecho UC. La ceremonia estuvo presidida por Ignacio Sánchez, Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile; Carlos Frontaura, Decano de la Facultad; Belén Larrondo, presidenta de la FEUC; y Teresita Tagle y Rodrigo Azócar, directores del Programa de Formación Jurídica.

En la ceremonia además, se realizó una cuenta del año 2018, período en el que el Programa de Formación Jurídica benefició a 2.066 personas de manera directa. No solo fueron los alumnos del Programa de Formación en Aspectos Legales para Trabajadores y Pyme y de la Escuela Sindical, también se realizó por cuarto año consecutivo el ciclo de formación anual sobre derecho laboral, seguridad social y otros en conjunto con la Vicaría Pastoral Social Caritas, con 450 alumnos en total; además un curso de Formación para Pymes en noviembre; y el segundo semestre, el Fondo de Educación Previsional con el que se llegó a 108.127 beneficiarios indirectos y 315 directos con información sobre el sistema de pensiones, entre otras iniciativas.

Ignacio Sánchez, rector de la universidad, agradeció y destacó el trabajo conjunto que hacen los profesores y estudiantes en el programa, por la calidad de la propuesta y la convocatoria que tienen año a año. Además, felicitó a los que se graduaron por su esfuerzo y les agradeció la confianza en la universidad.

Por su parte, Teresita Tagle sostuvo que “la universidad con estos programas sale al mundo ayudando a más personas a tener conocimientos, a sentirse acogidos por esta casa de estudios y eso es parte de la doctrina social de la iglesia, de la misión que nos dejó el Padre Hurtado y nosotros somos instrumento. Lo importante de esto es que es una relación recíproca, porque con esto podemos llegar con el derecho a más personas, y ellos también se realizan al poder venir a clases y nosotros sin ellos no podríamos hacer el programa”.

En la misma línea Rodrigo Azócar destacó y agradeció la calidad humana, la participación y el compromiso que tuvo cada uno de los estudiantes. “Con este gran proyecto aspiramos a cumplir una necesaria misión dentro y fuera de la universidad, con un equipo compuesto por grandes personas con espíritu de servicio y lo más importante con la gran participación y acogida que tiene por parte de los alumnos”.

En tanto, los alumnos de estas iniciativas agradecieron a la Universidad y al equipo que da vida al Programa de Formación Jurídica para Trabajadores y Empleadores, afirmando que su apoyo en todo momento fue clave para comprender las materias y sentirse acogidos.

Los cursos tienen por objeto acercar y promover los derechos y deberes legales a la ciudadanía, con la finalidad de contribuir tanto al real ejercicio de los derechos como al efectivo cumplimiento de los deberes.